A Guarda custodia su cultura marítima

Es el primer Concello de Galicia que implanta la figura de los “Tesouros Vivos” de la UNESCO.

Oficios que se ejercen en A Guarda como los de recolección de algas, el de los marineros, patrones de bajura y de altura, marisqueo y las redeiras, tienen asegurada su permanencia en la memoria y divulgación, gracias al proyecto de protección de patrimonio inmaterial encargado por el Concello a la Asociación Cultural e Pedagóxica Ponte… nas ondas!. Desde el pasado mes de diciembre se desarrolla esta labor que abarca también los oficios perdidos.La identidad de un pueblo está viva en la memoria colectiva, que en algunas ocasiones se difumina o diluye. A Guarda no correrá ese riesgo con su cultura marítima, pues desarrolla un proyecto de recuperación y savaguarda de ese patrimonio inmaterial. Se centra en oficios como los de recogida de algas, el de los marineros, patrones de bajura y de altura, marisqueo y redeiras, que quedarán inventariados en un trabajo divulgativo que desarrolla la Asociación Cultural e Pedagóxica Ponte…nas ondas!, de acuerdo con las recomendaciones que establece la UNESCO.

Dentro del mismo trabajo también se recuperará la ciencia de oficios desaparecidos, como los de veleros y “cordoeiros”, y otros que están cerca de desaparecer, como es el de carpintería de ribera. El trabajo que se realiza culminará con un vídeo documental y la edición de un libro con todo el material recogido y conclusiones, además de exposiciones (hay una de fotografía prevista para el mes de julio, en la Festa das Tradicións Mariñeiras de A Guarda) y actos de divulgación en centros educativos de A Guarda y la elaboración de una página web que será el punto de partida inicial para la difusión de todo el patrimonio del municipio guardés.

Santiago Veloso, presidente de la Asociación Cultural e Pedagóxica Ponte… nas ondas!, explica que para realizar esta labor según las recomendaciones de la UNESCO, se cuenta con la participación de las comunidades y los grupos, junto con individuos que crean, mantienen y transmiten este patrimonio vivo.

La UNESCO reconoce como Tesouros Humanos Vivos a aquellas personas que son portadoras de un saber o habilidades excepcionales para la comunidad en la que conviven y que se transmiten o se transmitieron por relevo generacional de forma oral. Entre los testimonios recogidos hasta ahora están el de Enrique Gómez “O Maia” (cordoeiro), Laudelino Rodríguez “O Lino” (marinero de 84 años), la “redeira” Rita González y la “argaceira” Mercedes Lomba.

Este proyecto fue presentado por el Concello de A Guarda ante el GAC-7 para su financiación como proyecto no productivo orientado a la conservación del patrimonio marítimo. El plan está apoyado por colectivos como la Confraría de Pescadores de A Guarda, Asociación de Redeiras Atalaia y Organización de Palangreiros Guardeses, que colaboran e identifican a Tesouros Vivos.

Fonte – Faro de Vigo

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *