Los tesoros vivos

Los “Tesoros Humanos Vivos” son individuos que poseen en sumo grado las habilidades y técnicas necesarias para crear o producir determinados elementos del patrimonio cultural inmaterial en tanto que son testigos de sus tradiciones culturales vivas y del talento creativo de grupos, comunidades o individuos presentes en su territorio. En general, podemos considerar a estas personas, como “personas portadoras” que mantienen y transmiten las diversas expresiones del patrimonio inmaterial.
El patrimonio cultural inmaterial gallego-portugués se manifiesta en los siguientes ámbitos:

  • a) Las tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial
  • b) El ciclo festivo y ritual anual
  • c) La cultura agraria
  • d) La cultura marítima
  • y) Los saberes y técnicas artesanales tradicionales

Un “tesoro vivo” debe representar para la comunidad donde se desarrolla un referente de su patrimonio. Su saber contribuye al mantenimiento de la identidad cultural de su comunidad y representa un valor a preservar como muestra de la diversidad cultural.
Los tesoros vivos  son personas que guardan en su memoria un inmenso patrimonio inmaterial, patrimonio que deseamos recuperar y conservar. Son personas portadoras en dos sentidos: por una parte, deben su importancia a la memoria de los testimonios que guardan y por otra, son valiosos como protagonistas indiscutibles de hechos y acciones que contribuyen a la conformación de la historia de la comunidad.

Algunas de las expresiones de este patrimonio ya desaparecieron o están en la memoria de unas pocas personas. La tendencia uniformizadora de la sociedad actual, facilitada por los avances de la comunicación y la información, hace que una cultura internacional estándar amenace las expresiones y las manifestaciones de este patrimonio inmaterial.

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *