El proyecto

El proyecto realizado en el Ayuntamiento de A Guarda, entre noviembre de 2012 y septiembre de 2013, consistió en la realización de un estudio e inventariado de las personas y grupos de portadores de la cultura marítima que se pueden considerar “tesoros vivos” del patrimonio marítimo.

Este proyecto, presentado por el Ayuntamiento de A Guarda, que forma parte del GAC 7 Ría de Vigo – A Guarda, obtuvo de este organismo parte de la financiación para su ejecución. La Asociación Cultural y Pedagógica Ponte…nas ondas! fue la encargada de realizar los trabajos que se contemplaban en el proyecto inicial. Tal y como se recogía en el plan presentado, se contó con la colaboración de la Cofradía de Pescadores Sta. Tecla de A Guarda, la Asociación de Redeiras Atalaia del Baixo Miño y la Organización de Palangreros de A Guarda OR.PA.GU.

Los centros educativos fueron y serán partícipes de este proyecto, llevando a las aulas los saber de estos “tesoros vivos”. Un equipo profesional se encargó de documentar las entrevistas con estas personas y grupos para la relación de los trabajos finales.
Además de estas acciones, los tesoros vivos participaron en actos y actividades de reconocimiento social donde fueron valorizados los sus saberes y habilidades.
Se trata de un plan de transmisión del patrimonio cultural inmaterial gallego-portugués que el Ayuntamiento de A Guarda está implantando con esta primera acción que será completada en otros ámbitos del patrimonio.

Entre las medidas que se incluyeron en este proyecto se contempló la identificación, la documentación, la investigación, la preservación, la protección, la promoción, la valorización, la transmisión -básicamente a través de la enseñanza formal y no formal- y la revitalización de este patrimonio en sus distintos aspectos segundo recomienda la Convención de la UNESCO para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial en su artículo 2.3.

Durante el proceso de realización de los trabajos se pudo constatar la buena disponibilidad tanto de las asociaciones como de las entidades a participar en el proyecto.

Esta colaboración permitió desvelar nueva información desde el punto de vista etnográfico y antropológico. También se pudo constatar que estos “tesoros vivos” poseen materiales y objetos relacionados con sus saberes que hicieron aportaciones significativas para ilustrar sus conocimientos así como la cesión de fotografías sobre sus actividades.

Se constató que en algunos casos, el proceso de transmisión de estos saberes ya se rompió por la simple desaparición de las personas portadoras del oficio o saber tradicional, como es el caso de los veleros. Aun así, se encuentran referencias y testigos que tienen un importante valor y que fueron y deben ser recogidas. En otros casos, al quedar sólo una persona como detentadora de los conocimientos es urgente e imprescindible registrarlo y transmitirlo a las nuevas generaciones.

La finalidad del proyecto es la puesta en valor de los saberes y habilidades de estas personas portadores que deben tener un reconocimiento social y la posibilidad de transmitirlos.

Ámbitos de la cultura marítima que fueron abordados en el proyecto inicial:

  • Recogida de algas
  • Rederas – Ataderas
  • Cordelería
  • Carpintería de ribera
  • Marisqueo
  • Pesca tradicional artesanal
  • Pesca altura

La cultura agro-marítima presenta en el espacio litoral una amplia variedad de expresiones culturales que se fueron transmitiendo de generación en generación adaptándose a la realidad social de cada momento. Un vasto conjunto de actividades fue desarrollado por la comunidades del litoral gallego y del Norte de Portugal. Desde la recogida de las algas a la pesca artesanal pasando por la construcción de embarcaciones, la elaboración de las velas o la realización y reparación de redes y artes de pesca. En la mayor parte de los casos, la adaptación al medio ecológico llevó a una explotación de los recursos naturales potenciando sus beneficios y salvaguardando su sostenibilidad.

La relación particular que estas comunidades mantuvieron a lo largo de los siglos con el mar está bien representada en las construcciones, en la talasonimia, en la organización comunitaria y en la participación de la mujer como una actora esencial en el sustento de las familias. Todas estas referencias culturales se encuentran presentes en la tradición oral y nos saber tradicionales. Es a través de las fuentes orales como se puede conocer la verdadera historia de un pueblo, a través de las testigos de personas y comunidades que explican y documentan una forma de vida, una forma de apropiación des medio natural donde se insertan.
La historia de los pueblos debe poner en valor el poder transformador de las personas, de los sujetos singulares y colectivos.

Sus relatos deben recogerse a través de nuevas fuentes, no únicamente escritas sino también audiovisuales o iconográficas.

El patrimonio inmaterial es la expresión más identificadora de un pueblo y como tal no puede separarse del patrimonio material que reprensentan los bienes de carácter mueble o inmueble. Las expresiones y saber de carácter inmaterial producen bienes materiales y también muchas de las construcciones materiales son el resultado de un proceso de conocimientos y técnicas transmitidas oralmente.

El artículo 2 de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, adoptada el 17 de octubre de 2003 por la UNESCO establece que el patrimonio cultural imaterial infunde a las comunidades, grupos e individuos un sentimiento de identidad y de continuidad, asegurando y aumentando la diversidad cultural.

Uno de los medios más eficaces para llevar a cabo la salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial consiste en garantizar que las personas detentadoras de dicho patrimonio prosigan con el desarrollo de sus conocimientos y técnicas y las transmitan a las generaciones más nuevas. Teniendo esto presente, las personas detentadoras del patrimonio deben ser identificadas y disfrutar de reconocimiento social y también oficial.
Además de estas acciones, los tesoros vivos participaron en actos y actividades de reconocimiento social donde fueron valorizados los suyos saber y habilidades.
Se trata de un plan de transmisión del patrimonio cultural inmaterial gallego-portugués que el Ayuntamiento de A Guarda está implantando con esta primera acción que será completada en otros ámbitos del patrimonio.

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *